El marketing 360 y la integración de medios

La mercadotecnia se ha expandido a todos los aspectos de la vida diaria. Las marcas tratan de atacar a los consumidores potenciales desde todo tipo de soportes para que el recuerdo de marca permanezca y el público haga uso de sus productos o servicios. De esta manera nace el marketing 360, una combinación de la mercadotecnia en la que se utilizan todos los medios comunicativos al alcance para dar a conocer o reforzar la imagen de un producto.

El marketing 360 no solo tiene en cuenta una dirección, sino que busca además que su comunicación publicitaria tenga respuesta, así los medios que son utilizados para lanzar el mensaje son necesarios también para recibir feedback.

Teléfono, SMS, internet, campañas off line y medios tradicionales se unen para construir una campaña que, utilizando la fragmentación de medios, logre un mayor éxito comercial.

El origen de este tipo de campaña es bastante reciente, de hecho se ubica a principios del presente siglo. En poco tiempo se ha desarrollado enormemente y hoy en día la mayoría de las empresas con grandes presupuestos en publicidad demandan campañas en todo tipo de medios, lo que hace que la empresa deba realizar varias campañas que, juntas, formen un solo mensaje homogéneo.

La idea es envolver al cliente de forma circular, es decir, que tenga la marca presente allá donde vaya, de hecho, allá donde mire. Para lograr esto la agencia y el cliente hacen un esfuerzo conjunto para identificar el público objetivo. Internet permite segmentar el mercado de manera clara y definida, por ejemplo, un usuario de redes sociales aporta datos sobre edad, gusto o sexo con los que se puede definir si es parte de nuestro target.

Pero este tipo de estrategia tiene una contrapartida favorable al cliente, y es que puede emitir todo tipo de opiniones en todo momento, o bien hacia la propia marca o bien hacia otros consumidores asentados o potenciales. Las empresas utilizan sus medios para identificar las opiniones y necesidades de sus clientes y en la medida de lo posible cambian la campaña e incluso el producto para satisfacer al cliente.

Algunos consejos para llevar a cabo una campaña 360 son:

  • Estar presente pero sin saturar.
  • Utilizar simultáneamente varios medios.
  • Tener un mensaje homogéneo a pesar de utilizar varios medios.
  • Definir bien tu público.
  • Ser sutil e inteligente sin repetirse.

Estos son los fundamentos de las campañas de publicidad de 360 grados, si quieres comentarnos tu opinión puedes hacerlo en los comentarios del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *